Es cuestión de pocas semanas para abrir formalmente el paso en la calle Sucre. Ya culminaron en su totalidad los trabajos de alcantarillado y agua potable, lo cual significa un avance sustancial en esta obra icónica para los cayambeños.

Marco Gavilanes, asistente de Obras Públicas, dijo que ahora empieza el trabajo de bordillos y calzadas para que la gente pueda caminar de manera adecuada por el centro de la ciudad.

Esta es la primera vez en décadas que se hace un trabajo de regeneración urbana en los principales accesos a la ciudad.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí